Adicción a los videojuegos

Última revisión: miércoles, 26 octubre, 2022

La adicción a los videojuegos es una condición de salud mental real que afecta a millones de personas en todo el mundo. Es un subtipo de la adicción a las nuevas tecnologías.

¿Qué es la adicción a los videojuegos?​

La Organización Mundial de la Salud lo reconoce como “Trastorno del juego” en su Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11) como “un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente, que puede ser online o no, que se manifiesta por un control deficiente sobre el juego, aumentando la prioridad dada al juego en la medida en que el juego tiene prioridad sobre otros intereses de la vida y actividades diarias o intensificación del juego a pesar de la ocurrencia de consecuencias negativas”.

La Organización Mundial de la Salud estima que la cantidad de personas con adicción es del 3 al 4%. La diferencia entre un pasatiempo de juego divertido y saludable y una adicción es el impacto negativo que la actividad tiene en su vida.  Es más común en niños y hombres que en niñas y mujeres.

Síntomas de la adicción a videojuegos

Hay muchas emociones, pero hay algunas primarias o básicas que forman la base de nuestro universo Es necesario tener cinco o más de estos signos en 1 año para tener un problema, según los criterios en el DSM-5:

  • Pensando en jugar todo o mucho tiempo
  • Necesidad de pasar más y más tiempo jugando para sentirse bien
  • No querer hacer otras cosas que antes te gustaban
  • Tener problemas en el trabajo, la escuela o el hogar debido a su juego compulsivo
  • Mentir a las personas cercanas sobre cuánto tiempo pasa jugando
  • Usar los juegos para aliviar el mal humor y los sentimientos
  • Jugar para escapar de situaciones difíciles de la vida.
  • Jugar durante períodos más largos a medida que pasa el tiempo
  • Saltarse duchas y comidas para jugar
  • Bajo rendimiento en el trabajo o la escuela
  • Mostrar signos de irritación cuando se ve obligado a dejar de jugar

Causas de la adicción a los videojuegos​

Los videojuegos están diseñados para ser adictivos usando psicología conductual de última generación para mantenerte enganchado. Los juegos son experiencias inmersivas que te proporcionan una gran cantidad de dopamina, y la sobreexposición a este nivel de estimulación puede provocar cambios estructurales en tu cerebro.

Comienzas a vivir en un mundo donde esperas una gratificación instantánea. Los juegos son tan inmersivos que es fácil jugar durante horas y horas sin siquiera notar que ha pasado un minuto. Permiten escapar y ver un progreso medible. Son sociales y crean un entorno en el que te sientes seguro y en control.

Los desarrolladores de juegos también implementan funciones de diseño de juegos manipuladores, como compras dentro de la aplicación, que algunos gobiernos han declarado ilegales, porque son una forma de juego. La adicción a los juegos existe porque las compañías de juegos son industrias de miles de millones de dólares y cuantas más personas se han enganchado a los juegos, más dinero ganan.

Tratamientos para los adictos a videojuegos

Lo importante que debe recordar es que no importa qué dificultades esté tratando de superar, no está solo. Ahora que el trastorno o adicción a los videojuegos ha sido reconocido como una enfermedad oficial, cada vez más personas pueden buscar la ayuda que necesitan.

Muchos expertos recomiendan la terapia cognitiva conductual como el tratamiento ideal para la adicción a los videojuegos. La terapia le permite al adicto cambiar sus pensamientos, reemplazando aquellos que conducen al juego compulsivo con patrones de pensamiento más saludables. Como su nombre lo indica, la terapia cognitiva conductual le permite a una persona modificar sus pensamientos, sentimientos y, en última instancia, su comportamiento para mejorar.

Los terapeutas consideran que la adicción es una creencia o una forma de pensar que conduce a comportamientos irracionales y, a menudo, poco saludables. Comienzan el tratamiento identificando y enfocándose en los pensamientos que inician la cadena de adicción y ayudan al adicto a comenzar su transición desde allí.

Las técnicas de terapia cognitiva conductual incluyen establecer metas y luego aprender a superar el pensamiento que provoca el juego compulsivo.

¿Cómo prevenir los problemas de adicción a los videojuegos?

Para mantener bajo control la cantidad de tiempo que pasan jugando, pruebe estos consejos para adultos y niños por igual:

  • Establece límites de tiempo para jugar y respétalos
  • Mantenga los teléfonos y otros dispositivos fuera del dormitorio para que no juegue durante la noche
  • Realice otras actividades todos los días, incluido el ejercicio. Esto reducirá los riesgos para la salud de sentarse y jugar durante largos períodos de tiempo

Respecto a menores, hijos o adolescentes:

  • Poner límites: ¿Su hijo pasa demasiado tiempo con sus juegos? ¿Está perdido sin su xBox, o teléfono? Ayúdelo a restablecer el equilibrio estableciendo límites de tiempo, de ubicación, incluso límites por días de la semana.
  • Retíraselo: Si establecer límites no funciona, quitárselo. Explíquele a su hijo que este  móvil o consola se ha vuelto demasiado importante en su vida. Dígale que necesita darse cuenta de que podría vivir sin él si tuviera que hacerlo. Luego, decida cuánto tiempo debe pasar su hijo sin él.
  • Regalarlo o donarlo: Esta es una medida bastante drástica, pero su poder es doble: primero, se lo quita a su hijo, luego le enseña el poder del sacrificio y el compartir, y finalmente le muestra a su hijo que se toma muy en serio el establecimiento de límites.
  • Esconderlo: Cuando su hijo se encariña demasiado con su móvil, esconderlo. Luego, hacer que complete una lista de tareas, o cualquier otra cosa para poner un poco de distancia entre él y el móvil. Luego, cuando ha hecho una buena separación por un tiempo, sacar el aparato de su escondite.
  • Hacer que se lo gane: Algunas familias hacen un intercambio de 3 por 1 en videojuegos: por cada tres horas que lee o hace algo positivo para su cerebro, obtiene una hora de videojuegos. O puede vincular su tiempo frente a la pantalla para hacer tareas. Hablar con él al respecto: Cuando su hijo se deja llevar por su móvil, explíquele  que el móvil en sí no es malo, ni que disfrute usarlo. Pero hablarle sobre la diversión y el potencial de diversión al hacer otras cosas alternativas. Explicar todo esto y dígale que lo ama y quiere lo mejor para él.

 

Recursos y referencias bibliográficas:

  • Carbonell, X. (2014). La adicción a los videojuegos en el DSM-5. adicciones, 26(2), 91-95.
  • Griffiths, M. D. (2005). Adicción a los videojuegos: una revisión de la literatura. Psicología conductual, 13(3), 445-462.
  • Maldonado, M. J. L., Mancilla, M. A. A., & Buitrago, L. A. B. (2014). Videojuegos y adicción en niños-adolescentes: una revisión sistemática. Revista electrónica de terapia ocupacional Galicia, TOG, (20), 12.
  • Marco, C., & Chóliz, M. (2013). Tratamiento cognitivo-conductual en un caso de adicción a Internet y videojuegos. International journal of psychology and psychological therapy13(3), 125-141.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raúl Rubio

Escrito por: